Opinión

El Hospital Básico Comunitario de Compostela, un campo de concentración

El doctor Luis Alfonso Franco Palomera, tiene más miedo de contagiarse del coronavirus, que los propios enfermos, y a todas horas manda al personal a su cargo, a sus casas, pero sin justificante previo

Sábado 30 de Mayo de 2020
7'

Cuando en todas partes del país, los médicos, las doctoras, enfermeras y demás personal que labora en un hospital, se han convertido en héroes, no anónimos porque los vemos en los medios, y conocemos lo que hacen para salvar la vida de quienes acuden a sus consultorios; bueno pues cuando todo esto se ha convertido en admiración para los trabajadores de la salud del país, en el Hospital Básico Comunitario de Compostela Nayarit, las cosas están al revés, y digo que están al revés porque quien debe pugnar porque el personal se mantenga firme, entrón, solidario, para atender a todo paciente que recurra aquí al Hospital Básico Comunitario de la otrora llamada histórica y señorial ciudad de Compostela, pues es precisamente el que provoca el miedo, el temor, el susto, y que el ambiente tanto para el personal que ahí labora, como para los que asisten a consulta, sea insoportable, realmente insoportable.

Todo inicia con el director del nosocomio en mención, el doctor  Luis Alfonso Franco Palomera,  quien juntamente con una doctora que dice ser epidemióloga de nombre Leticia Elizabeth Del Real Cervantes, quienes han hecho una excelente mancuerna para promover la anarquía,  el miedo en el personal que ahí labora, y que se transmite a quienes van a atención médica.

El doctor LUIS ALFONSO FRANCO PALOMERA, demostrando un gran temor a los contagios, a ser infectado por alguno de los pacientes y también de los trabajadores del hospital Básico Comunitario de Compostela, se la pasa acosando a quienes considera de peligro, obliga al personal a abandonar al hospital para que se hagan estudios, con la aclaración que cuando los manda a sus casas para que se hagan análisis de probables contagios, lo hace exigiendo que los trabajadores usen los días a los que tienen permiso de faltar por sus derechos laborales, en lugar de autorizarles días de permiso con goce de sueldo con alguna incapacidad, ya que es él, quien por miedo y temores personales, los manda a su casa, repito, los acosa, los presiona, los hace que abandonen el hospital sin ninguna garantía laboral, sin justificante expedido por el hospital que él doctor FRANCO PALOMERA, dirige, ya que es él, el asustado, el temeroso.

Y es que parece que tanto al director del hospital de Compostela, Luis Alfonso Franco Palomera, como a la señora que está ahí como epidemióloga, Leticia Elizabeth Del Real, en lugar de estimular a la gente para que cumpla con su deber, son ellos dos, los que motivan este caos de temor, de miedo a que ocurran contagios, es muy lamentable que el general del ejército, que en este caso es el director del hospital Básico Comunitario, en lugar de darles ánimo a sus trabajadores, a sus subalternos, los acobarde, les infunda el temor y además los obligue a retirarse sin darles ninguna incapacidad, todo un tirano pues, y lo peor amigos y amigas, muy bien respaldado en su tiránica conducta por la sedicente epidemióloga Leticia Elizabeth Del Real Cervantes.

¿Cómo es posible esto? Se preguntarán ustedes, y más sorprendente es que ahora que han aumentado los casos del COVID-19, en Nayarit, un hospital básico, no trabaje al ritmo que exigen las circunstancias, las necesidades sanitarias, entiendo que quien labora en un hospital, especialmente si hablamos de un doctor, una doctora, una enfermera, una epidemióloga, camilleros, etcétera, etcétera, están ahí, para enfrentar a la muerte, dicho sea con toda crudeza, no estamos hablando de un club de golf, o de una ferretería, o tiendas de autoservicio, o un salón de té,  estamos hablando ni más ni menos que de un hospital básico comunitario en Compostela.

Y es que en estos momentos, un hospital representa la primera línea de batalla contra el coronavirus, es el primer muro que tiene que enfrentar la enfermedad para ser liquidada, ¿ o no?.

Pero  que en estos momentos, tan solo por el miedo de un responsable de un nosocomio, como lo es el doctor  Luis Alfonso Franco Palomera, se esté mandando a sus casas a los trabajadores de la salud, jugándole al tirano, al dictador, al opresor de los subalternos, pues entonces estamos hablando de un mundo al revés, de un mundo en donde el policía o el soldado que nos debe cuidar de la mal vivencia, es el primero que corre, y además el que le dice a sus subordinados, que por favor no se enfrenten al enemigo, que se vayan a sus casas para que  no les pase nada…cómo va  a ser esto posible, como alguien que debe estar en el combate, manda a sus soldados a casa, y entonces, cuando ocupe defender la plaza, se encontrará sólo, y todo por su propia cobardía.

La verdad amigos y amigas, es que en un hospital se requiere de gente con nervios templados, de acero, acostumbrados a correr los riegos de infectarse de algún enfermo contagioso, si no entonces para qué son doctores, y de seguir así en el caso del hospital Básico Comunitario de Compostela, nunca vamos a sacar el buey de la barranca, y es que con tanto pusilánimes, será difícil ganarle la batalla al enemigo número uno que en estos momentos se llama coronavirus.

Y miren este dato que les voy a decir, ayer viernes, el estado según datos de la secretaría de Salud, el estado de Nayarit, vivió su peor día desde que inició la pandemia provocada por el coronavirus, en menos de 24 horas, hubo 41 nuevos casos, y 6 muertos por la epidemia, en el caso concreto de la capital Tepic, se llegó a las 20 defunciones, mientras que los municipios del estado, presentaron un ligero repunte en casos nuevos, así que este dato, que es el más reciente, solo lo presento a ustedes para que vean que no estamos como para dar vacaciones, descansos, castigos, y órdenes de abandonar al hospital, a ninguno de los trabajadores del sector salud, tal y como lo viene haciendo el doctor Luis Alfonso Franco Palomera, quien dicho sea de paso, si tiene tanto miedo de contagiarse, aunque eso es parte de su riesgo de trabajo, y si teme que sus trabajadores puedan contagiarlo, lo mejor que puede hacer para salvaguardar su vida, es cambiar de trabajo…no digo que deje la medicina, es probable que sea un buen médico, esto no lo sé, pero lo que sí sé con certeza es que su perfil no da para ser director de un hospital, y lo repito, el director de un centro hospitalario se convierte en la figura del que lleva la responsabilidad de todo el batallón, por hablar en términos militares, pero que yo sepa, ningún general de los que han andado en alguna guerra, los que nos recuerda la historia, se ganaron sus galones corriendo cuando se tenían que enfrentar a sus enemigos.

Así que no juzgo al director del Hospital Básico Comunitario de Compostela, por ser director, o porque no sepa medicina, la denuncia que me hacen es porque juntamente con su llamada epidemióloga la señora Leticia Elizabeth Del Real Cervantes, le quieren hacer al vivo, o al miedoso, dejando a la población de riesgo, francamente indefensa, y lo repito, en este trabajo, se ocupan nervios templados como el acero, si no los tiene el doctor FRANCO PALOMERA, entonces debe irse y dejar el lugar a alguien con más agallas, más audaz, más valiente, más responsable con su trabajo.

Y bueno, que no se me pase, en Nayarit, el gobernador del estado, ha reconocido a médicos y enfermeras por entrones ante la pandemia del covid-19, y aún, el gobernador ANTONIO ECHEVARRIA GARCIA, y el presidente del congreso del estado, el también doctor POLO DOMINGUEZ, han hecho leyes que benefician a los valientes trabajadores de la salud, leyes como el que no paguen ningún cinco en los camiones del transporte urbano; como el que se les de equipo protector de mucha calidad y que la gente les reconozca su trabajo, pero esto es a quienes enfrentan la pandemia del coronavirus, no a los que huyen por miedo a los contagios, así que es hora de reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos de cumplir con nuestro trabajo a la hora de alquilarnos…hasta el lunes.



® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A