#Sociales

Parasite: la cumbre visual del drama global del capitalismo (No spoilers)

Martes 11 de Febrero de 2020

La cinta de la que vamos a hablar esta vez es una película que viene de un director sur coreano llamado Bong Joon-Ho, quien ya anteriormente ha logrado un gran éxito con sus dos últimas películas en su país, sin embargo, con Parasite (2019) ha logrado atraer la atención del público y de la academia cinematográfica de occidente a través de la peculiaridad, cotidianidad, extrañeza y complejidad de su discurso.

Prácticamente nominada y premiada en todos los festivales y eventos internacionales de importancia que se han realizado, la cinta muestra como dos familias que residen en Corea conviven económica, emocional y laboralmente bajo las condiciones que el sistema capitalista ha establecido entre los ciudadanos alrededor del mundo. Los acaudalados que viven en una mansión de grandes proporciones, iluminada, con muebles de diseñador, moderna y sumamente lujosa y por ende segura, usan y son usados por la población pobre que reside bajo la tierra en una de las zonas marginadas de la ciudad, específicamente en un banjiha que es un antiguo refugio anti ataques, una especie de sótanos que fueron construidos bajo los edificios comunitarios durante las tensiones entre Corea del Norte y Corea del sur y en  los cuales estuvo prohibido vivir en ellos hasta la década de los ochenta; hoy en día miles de familias y jóvenes residen actualmente en ese país en este tipo de espacios tan pequeños donde la posibilidad de incluso pararse por completo o recibir la luz del sol puede ser inexistente.

A pesar de que la historia se basa en las diferencias drásticas de las condiciones de vida de una ciudad oriental, la cinta muestra las problemáticas que suceden en la población de alrededor de todo el mundo a causa de las formas de pobreza nunca antes vistas que el sistema capitalista genera actualmente, no solo refleja la falta de empleo y las artimañas con las que se consigue en diferentes escalas a través de engaños y familiarismos, sino también le da un papel protagónico a la vivienda la cual representan posibilidad, acceso, validez, estatus incluso visibilidad en un sistema capital que ha explotado al extremo las cualidades de la propiedad privada.

En un resaltable híbrido de estilos cinematográficos occidentales y orientales, el manejo del lenguaje cinematográfico norteamericano-oriental combinado con el ritmo de la cinta tan extraño a nuestra cotidianidad y apaciguado con el desarrollo intrapersonal hollywoodense de los personajes, hace que incluso el protagonismo de las casas, los discursos emotivos y la construcción conceptual de los fundamentos morales del argumento como  lo son el sentido de justicia y libertad, sean cuestionados y puestos en duda tal cual nos sucede en las luchas que libramos día a día en nuestra cotidianidad globalizada.

El desarrollo de los personajes es una construcción conceptual individualizada de cada perfil social donde podemos encontrar la rebelión y el sometimiento, el anhelo y la realidad; Parasite no es una recreación de la confrontación de la política, sino la representación de la confrontación de lo político en los temas de la dominación donde el drama de la participación capitalista convierte a todo ser humano de en un parasito, los pobres sustrayendo de la elite y las clases altas devorando el esfuerzo y el trabajo a través de la colonización capital de la vida para la reconfiguración del trabajo, del cuerpo de la vivienda, la ley de la vida y la muerte, del exiliado  y del desaparecido, el cual establece las situaciones específicas de visibilidad y construcción de su propia historia.

Parasite es la nueva pieza de culto que recrea en el discurso mediático paradójicamente del cinema ahora/por el momento comercial, entre la verisimilitud de la ficción hacía lo real del discurso de la cotidianidad de nuestra ficción citadina.




® Meridiano.mx es diseñado, operado y producido por la compañia ® SOCIALES.TV
® Meridiano.mx es una marca registrada. Todos los derechos reservados. El fin justifica a los medios J.L.D.A